Comprar menos pero mejor será el mantra de 2021.

Esto significa un nuevo enfoque en productos funcionales y orientados a los resultados.

Durante los últimos años, solo hemos oído hablar de productos de belleza coreanos o K-beauty: la rutina de cuidado de la piel de 10 pasos de K-beauty; el boom de las mascarillas en hoja K-beauty; innovación tecnológica de K-beauty; y así sucesivamente.

El movimiento ha generado una generación de usuarios de productos en serie que son adictos al uso de múltiples cosméticos todos los días. Según el Environmental Working Group, la mujer estadounidense promedio usa nueve productos cada día, que contienen alrededor de 126 ingredientes diferentes en total.

Sin embargo, tal y como se describe en el informe Big Ideas: 2021 Beauty de WGSN, hay un final a la vista de esta necesidad percibida de más, con muchos consumidores que adoptan una mentalidad de «comprar menos, comprar mejor» y tratar de reducir su rutina de belleza a resultados funcionales con pocos productos.

Para impulsar este cambio de rumbo hay un par de mentalidades:

En primer lugar, la conciencia actual sobre el desperdicio de envases y el consumo excesivo. Según Zero Waste Week, la industria de la belleza produce 120 mil millones de envases al año, la mayoría de los cuales no se pueden reciclar. Si además le agregamos la cantidad de productos que se desperdician porque no funcionan o irritan la piel, el despilfarro de la industria es astronómico. Los consumidores comienzan a darse cuenta de ello. Por lo que, no solo existe una creciente conciencia colectiva sobre el impacto humano en el planeta, si no que lleva a la gente a reducir y evitar las marcas que se niegan a involucrarse en el planeta. En conclusión, los consumidores están comenzando a darse cuenta de que llevan años comprando cantidades excesivas de productos de belleza que no marcan tanta diferencia.

A esta mentalidad ambientalista se agrega la creciente comprensión de que cuidar la piel con múltiples productos no es realmente muy bueno.

Los dermatólogos son los primeros en admitir que menos es más.

Según los especialistas faciales, la piel sensible no puede lidiar con la tendencia de doble limpieza con distintos productos, y cuantos más ponemos, la piel es menos capaz de realizar sus funciones naturales. Irónicamente, los creadores de tendencias en Corea ya han comenzado a adoptar una mentalidad más simple para el cuidado de la piel, creando lo que se conoce como ‘skip-care’. Una rutina para el cuidado de la piel que se enfoca en usar menos productos, pero que funcionen mejor, con altos niveles de ingredientes concentrados probados. Como si se tratara de una inyección de vitaminas para la piel.

Aunque no es un concepto nuevo, los productos multifuncionales que ofrecen dos o más beneficios en una sola fórmula están ganando popularidad a medida que las personas intentan reducir sus rutinas de belleza diarias para mayor velocidad y comodidad y, sin renunciar a los resultados.

Para crear la estética deseada de Marie Kondo, es clave comprar menos productos para tener un impacto mucho más positivo en el medio ambiente. ¿Cómo? Reduciendo el desperdicio excesivo que se ha asociado con la industria. Para poner esto en contexto, Zero Waste Week afirma que cada año se cortan 18 millones de hectáreas de bosque para crear el cartón que alberga nuestros productos de belleza. Si podemos comprar tres artículos en lugar de 10, y aun así lograr los mismos resultados faciales, ¿por qué no lo hacemos?

Las innovaciones en esta área son abundantes. AGE CODE LAB ofrece solo 4 productos cosméticos que hacen todo lo que necesitas: limpiar, hidratar, calmar, proteger de los radicales libres e infundir antioxidantes, aminoácidos y vitaminas. Las fórmulas también están diseñadas para prevenir el paso del tiempo en la piel y en el contorno de ojos.

Rutina Facial - Envíos Laboratorio Age Code Lab

Suscríbete a una vida simple.

AGE CODE LAB surge de la necesidad de cuidar de la piel con productos mínimos y fáciles de entender. El cuidado de la piel ‘sin complicaciones’. Porque, en realidad, ¿por qué necesitamos algo más?

Nacida en 2019 lanzamos al mercado dos líneas de rutinas faciales por edades y unisex con una identidad única. Una línea de productos básicos para el cuidado de la piel que tienen los ingredientes justos que la piel necesita si estás en tu veintena o en tu treintena. Con solo cuatro productos en oferta por cada rango de edad (limpiador, crema de día, sérum y crema de noche), la marca se ha convertido en un líder en belleza minimalista.

El diseño de cada uno los productos es tan simple que sería difícil equivocarse. Las cremas de día son en blanco y se llaman EVERYDAY; los sérums, adecuados para todo tipo de pieles, en envase negro se llaman PRE-EVERYNIGHT; las cremas de noche, que también sirven para prevenir las ojeras y patas de gallo,  van en envase negro y se llaman EVERYNIGHT y finalmente el producto limpiador que limpia adecuadamente, va en un envase mitad blanco y mitad negro y se llama EVERYTIME aludiendo a que tienes que lavarte la cara dos veces al día. Cada productos se codifica por edades AGE 20+ o AGE 30+, así de fácil. Una rutina simplificada en solo 4 cosméticos que se dividen en dos pasos por la mañana (lavar e hidratar) y tres por la noche (lavar, prevenir e hidratar) es todo los que necesitas. Una tendencia multifuncional simple pero muy efectiva.

Cuando se trata de simplificar el lenguaje de los ingredientes, se necesita un cuidado adicional. En AGE CODE LAB se ha logrado desmitificar los ingredientes con éxito al desnudar las fórmulas explicando el porcentaje de cada activo. Un hecho muy revolucionario que nos posiciona como pioneros. Aunque no todos los consumidores son expertos en lo que hace cada ingrediente. No ocultamos esta información en jerga técnica: en lugar de eso, somos transparentes y explicamos cada beneficio de ingrediente utilizando un lenguaje simple y fácil de digerir.

Además del lenguaje, el empaque elegido para las líneas de cuidado de la piel es súper simple e importante, por eso el uso de los colores blanco para el día y negro para la noche. También contamos con un dispensador en formato bomba para aplicar la cantidad justa de producto que necesitas. ¿Por qué este formato? Para evitar contaminación de bacterias en los ingredientes es importante que el envase esté cerrado y sea este mismo el que te proporciona el producto. En otros envases tipo tarro o gotero, se corre el peligro de contaminar los ingredientes con las misma manos si se recoge el producto directo del tarro o, en su defecto, en contacto del gotero con los dedos o la misma cara. Unas bacterias de las manos y/o rostro que pasan al producto pudiendo contaminar el resto de activos del interior del envase.

La rutina reducida AGE CODE LAB se enfoca en usar la menor cantidad de productos posibles, que funcionen y, que cada producto sea realmente fácil de usar. Además, es una rutina unisex, para todas y para todos.

Con el 100% de nuestra conciencia ecológica puesta en la naturaleza, en AGE CODE LAB trabajamos también para crear un mundo sostenible utilizando embalajes de fabricación europea que tengan un impacto positivo en el planeta. Los envases están realizados con 100% vidrio de proximidad, 92% libre de plástico y son 100% reciclables. En cuanto a la cápsula de envío, está realizada en cartón 100% reciclado, biodegradable y compostable totalmente libre de plástico y absolutamente respetuosa con el medio ambiente. Y la mejor parte, el 10% de los beneficios de cada compra se destina a limpiar los océanos del plástico, petróleo y de las sustancias químicas

Esperamos que haya sido útil y ¡estamos a disposición por cualquier consulta!

Equipo AGE CODE LAB