Tus aliados para combatir los radicales libre son los antioxidantes

Un radical libre es una molécula que se produce cada día en nuestro cuerpo como resultado de las reacciones biológicas que se producen en las células. Esta molécula, formada por un grupo de átomos, recorre nuestro organismo intentando robar un electrón de las moléculas estables.

¿Esto qué significa?

¡Pues lo que imaginas! O sea, el cuerpo está bajo ataque constante del estrés oxidativo.

¿Cómo se generan los radicales libres?

Las sustancias que generan radicales libres se pueden encontrar en los alimentos que comemos, los medicamentos que tomamos, el aire que respiramos y el agua que bebemos. Estas sustancias incluyen alimentos fritos, alcohol, humo de tabaco, pesticidas y contaminantes del aire.

Los radicales libres son los subproductos naturales de los procesos químicos, como el metabolismo. Es decir, son como productos de desecho de diversas reacciones químicas en la célula que, cuando se acumulan, dañan las células de el cuerpo.

¿Cómo nos perjudican los radicales libres?

Atacando al colágeno y la elastina, haciendo que nuestra piel pierda elasticidad y firmeza, que aumenten las líneas de expresión, que aparezcan arrugas, alergias, deficiencias del sistema inmunológico y, en general, potenciando un envejecimiento prematuro. ¡Combátelos con los antioxidantes!